¿Cómo evitar digestiones pesadas?

 

En épocas festivas o periodos vacacionales solemos comer y beber más de lo habitual ¿verdad? De ahí, que en ocasiones, sintamos esa sensación de malestar en la parte superior del abdomen. Para evitar estas digestiones pesadas, hemos hablado con nuestra experta nutricionista, Ana Díez, para que nos de algunos consejos para evitarlo.

 

Por Ana Díez, médico de familia y experta en nutrición 

 

En el proceso de la alimentación se incluyen la ingestión de los alimentos seleccionados, su digestión y la absorción de las sustancias nutritivas presentes en los mismos. Aunque es algo que hacemos todos los días y en varias ocasiones, a veces, el proceso de digestión y absorción se hace más dificultoso de lo habitual. El término que designa esta dificultad en el proceso de la digestión es dispepsia.

 

Entre las causas de la dispepsia podemos encontrar numerosos factores que, directa o indirectamente, pueden alterar este proceso. Algunos de estos factores están relacionados con los alimentos propiamente; otros con el procesado de los mismos antes de ingerirlos o con su temperatura. La bebida consumida durante las comidas también influye en el proceso de la digestión. En otras ocasiones, la causa está en un trastorno en algunos de los otros procesos, es decir, una inadecuada masticación y deglución, una incompleta digestión química en el estómago o en el intestino o una dificultad en la absorción de las sustancias nutritivas.

 

Sin embargo, hay casos de indigestión en los que la causa se puede clasificar como extradigestiva. Entre estas situaciones destacan todas aquellas que provocan un aumento de la tensión emocional, nerviosa, en definitiva, un aumento del estrés. También se encuentran entre los factores que generan indigestión la toma de algunos medicamentos que alteran los procesos secretores de la mucosa digestiva. Por supuesto, hay diversas patologías que dificultan la digestión química y/o la absorción de sustancias nutritivas.

 

Podemos concluir diciendo que la dispepsia o indigestión es una situación compleja, pero que puede prevenirse o aliviarse atendiendo a todo el proceso. Así, en primer lugar deberíamos seleccionar alimentos en buen estado, no caducados y que no sean lesivos de la mucosa digestiva. Es aconsejable masticar adecuadamente cada alimento que introducimos en la boca para facilitar la digestión química con los jugos digestivos. Es recomendable tomar alimentos poco condimentados y guisados o cocinados más que fritos. Hay que comer con prudencia, dejar pasar unas horas entre una ingesta y otra, y que estas no sean muy abundantes. No acostarse nada más acabar de comer o cenar y terminar con una infusión templada.

 

Y nunca, nunca, discutir durante la comida. Al contrario, buscar temas de conversación relajantes que permitan disfrutar de la comida y no alteren todo el proceso de la alimentación, porque este proceso tiene que ser atractivo y agradable.

 

¿Vas a seguir los consejos de Ana para tener una buena digestión? Rodéate en la mesa de buena compañía y del mejor sabor. Para esto último tenemos un truco, entra en el en el Market de Tierra de Sabor, abierto las 24 horas al día, para encontrar productos de la máxima calidad, con envíos gratis directamente desde el productor hasta tu mesa.

detalle_imagen_galeria_tds