LAS LEGUMBRES TAMBIÉN SON PARA EL VERANO

Las legumbres son un ingrediente con muchísimas posibilidades en la cocina, más allá de los tradicionales “platos de cuchara”, en esta época estival su incorporación al plato estrella del verano, las ensaladas, las convierte en una alternativa perfecta, rica y saludable.

 

¿Cómo podemos tomar las legumbres en ensalada? Os proponemos unos sencillos trucos, para ¡servir y listo!:

 

  • Cuece las legumbres que vayas a utilizar y, una vez enfriadas, mézclalas con el resto de los ingredientes.

 

  • Combina las legumbres con verduras, como lechuga, tomate, pepino, zanahoria, pimiento, maíz, cebolleta, etc., o cereales (incluyendo pastas y arroces), frutas, huevo, queso, aceitunas, además de aderezos, hierbas o semillas.

 

  • Utiliza ingredientes de calidad, de sabores compensados, menos es más.

 

  • Aliña al gusto, preferiblemente con aceite de oliva y apenas sal, siempre justo antes de servir.

 

Castilla y León es un referente en la producción de legumbres de calidad diferenciada: Alubia de la Bañeza-León, Garbanzo de Fuentesaúco y de Pedrosillo, Lenteja de la Armuña y de Tierra de Campos, así como Judías del Barco de Ávila y Judión de la Granja, son algunos de los ingredientes claves con los que elaborar estas deliciosas ensaladas.

 

Sorprende a pequeños y grandes con presentaciones atractivas llenas de color y variedad que incentiven su consumo. Además, si combinas legumbres con cereales, consumirás todos los aminoácidos esenciales en un mismo plato.

 

¿Sabías qué? Se recomienda comer de dos a tres veces por semana, en una sabia combinación de platos de cuchara y ensaladas.

 

Las legumbres, uno de los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea, nos brindan platos nutritivos, poco calóricos y muy sabrosos. Son una magnífica fuente de proteínas de origen vegetal, fibra, hidratos de carbono, minerales (calcio, hierro, magnesio y zinc) y vitaminas.

 

detalle_imagen_galeria_tds