LA MAGIA DEL SOLSTICIO DE VERANO

 

Fecha mágica el 21 de junio, en el hemisferio Norte es conocido como “Solsticio de Verano”, el día más largo del año, marcando paso de la Primavera al Verano (al mediodía el sol alcanza el punto más alto).

 

La magia gira entorno a la luz solar y las leyendas pre-cristianas. Éstas cuentan como la noche más corta del año las hadas y duendes caminan con libertad por campos, bosques y cascadas para volcar en ellos sus bondades. Leyendas que perviven hoy en día en muchas zonas de España y de las que conocemos muchas versiones (en muchas se pueden intuir los precedentes de los cuentos infantiles) como es la de la leyenda de la Encantada en la provincia de León (también conocida como Xana).

 

El homenaje a esta magia de verano se concreta, en nuestra cultura, la noche de San Juan. Allí el ritual de la luz solar cobra fuerza y se celebran las famosas “hogueras” como símbolo protector, purificador y regenerador de deseos por alcanzar, entorno a ese sol que tiene toda la fuerza.

 

El solsticio de verano, nos abre una etapa que sabe a sueños y libertad, mientras volamos hacia nuestras raíces o a ese paraje que siempre quisimos ver. Buscamos un hueco para la amistad y decidimos compartir nuestro tiempo en esa comida señalada con buenos vinos. Concretaremos planes o recordaremos situaciones con risas, sellando el momento con lo mejor de nuestra tierra que llena nuestras mesas de origen, de corazón amarillo.

 

El campo reluce dorado y orgulloso. Los  ríos, embalses y lagos aguardan para darnos la bienvenida, el trigo, las dulces cerezas, las refrescantes ensaladas, el agua, el sol ¡las horas interminables de luz nos sonríen con la magia del solsticio para reinventar nuestra vida!

 

 

detalle_imagen_galeria_tds