EL ORIGEN DE LA TRADICION DE LAS “UVAS DE LA SUERTE”

En tan sólo unas horas vivirás la mágica noche de fin de año, un día en el que seguramente hagas balance para coger impulso y empezar a escribir tu futuro, con muchas ganas e ilusión….y por supuesto, con la fortuna de tu lado, con la inseparable compañía de las “uvas de la suerte”.

 

Una tradición que comenzó en el siglo XIX, cuando los burgueses españoles tenían la costumbre de comer uvas y brindar con champán cada 31 de diciembre, pero fue realmente en 1909 cuando se popularizó a raíz de una extraordinaria cosecha de uvas. Los agricultores decidieron repartirlas entre la población convirtiéndolas en las “uvas de la suerte”, un ritual tan cautivador que año tras año continuamos celebrando.

 

Al son de cada campana del reloj, una uva tras otra va simbolizando un mes del año, atrayendo la suerte y la fortuna a los 365 días que están por llegar si logramos tomar las 12 uvas a término. Reunidos en casa frente al televisor, en las plazas de nuestras ciudades y pueblos, en un restaurante…en realidad da igual dónde, lo importante es que por unos instantes, todos compartimos la misma ilusión y deseamos que el año por estrenar, sea mejor que el anterior.

 

Y como no podría ser de otra manera, tras las campanadas de Nochevieja no puede faltar un brindis al que Tierra de Sabor se suma, porque gracias a la amplia variedad de uvas autóctonas de nuestra región, se consiguen vinos con identidad y personalidad propia, aliados inseparables de cualquier celebración.

 

 

¡Feliz Nochevieja y Año Nuevo!

detalle_imagen_galeria_tds