Maribel, la cabrera de Gredos

La protagonista de esta historia de superación, trabajo e ilusión tiene nombre de mujer y se ha convertido en un ejemplo por su papel clave a favor de la innovación y la competitividad en el medio rural. Maribel Sánchez es pionera en la puesta en marcha de una innovadora explotación de caprino en El Raso (Candeleda), en la que ha conseguido aunar tradición y modernidad en esta comarca desfavorecida de Ávila.

 

De abuelo y padre cabreros, Maribel ya de niña tenía clara cuál sería su profesión y en 2010 fundó su explotación Cabritos Maribel, que apuesta por un sistema de cría tradicional y natural que asegura el bienestar de los animales, en el que pone nombre y trata con cariño a cada una de sus cabras de la raza pura verata, raza en peligro de extinción, que la acompañan mientras pastan en un entorno natural privilegiado como es la Sierra de Gredos.

 

Se trata de un proyecto sostenible y respetuoso con el medio ambiente que ha calculado su Huella de Carbono. Y sin dejar de lado los avances tecnológicos, el resultado es una carne excelente y muy tierna, con una composición grasa inferior al 2% y cuya calidad se encuentra garantizada gracias a la Marca Colectiva Lechal Candeleda de Gredos. Se puede adquirir directamente, sin intermediarios, a través de su tienda online.

 

Maribel, la cabrera de Gredos como se la conoce en la zona, ha sabido convertir a la raza verata, en peligro de extinción y al pastoreo, en un atractivo turístico de la comarca gracias a su labor divulgativa y cultural que de manera totalmente altruista realiza, mostrando sus instalaciones y su oficio a todo aquel que esté interesado.

 

Fruto de su trayectoria ha recibido el Premio de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales y el Premio Europeo a la Innovación para agricultoras aunque quizás el reconocimiento más importante son las muestras de cariño y admiración que cada día recibe por todos los que saben del sacrificio y dedicación que supone su oficio.

detalle_imagen_galeria_tds