LA PERICIA DE LOS PODADORES DE NUESTRAS VIÑAS

Las personas que habiendo desafiado a las frías mañanas de las últimas semanas hayan recorrido algunas de las hermosas comarcas vitivinícolas de Castilla y León, se habrán sorprendido al observar a varios grupos de gente entre las cepas de los viñedos. Su tarea es sumamente importante para el desarrollo y la evolución de las cepas durante el ciclo anual. Se trata de la poda en seco ó poda de invierno.

 

Es una operación vital para la planta, en la que se cortan los sarmientos que están totalmente en reposo, por lo que no se daña a la cepa. No es una tarea fácil y se debe contar con experiencia y conocimiento de las cepas y de viticultura para que los elementos que se dejan sean adecuados en posición y cantidad para el mejor desarrollo posible de la cepa a lo largo de todo el año. Según la carga de racimos buscada y de la fertilidad de las variedades, se suelen dejar elementos cortos (denominados pulgares, con dos yemas), ó elementos más largos (varas, de cuatro ó más yemas). El podador debe calcular, según el vigor de la cepa, el número de yemas y de elementos que deja en cada planta y su posición, que condicionan la carga de racimos que tendrá durante ese ciclo. El objetivo es que la planta esté equilibrada, los elementos bien distribuidos para que al crecer ocupen bien todo el espacio y reciban en buenas condiciones la luz solar. Además, que la carga en fruta, en racimos, esté en buena relación con la superficie en hojas y puedan madurar de manera óptima.

 

Por tanto, en nuestros periplos viajeros del invierno quizá debamos agradecer con un leve reconocimiento de gratitud al ver a las personas que desafiando las condiciones duras de los fríos de nuestra región renuevan cada año las cepas de nuestros viñedos. Una buena poda de invierno es garantía de buen desarrollo de las cepas, de su producción, de su estructura y de su longevidad en buen estado.

 

 

Artículo elaborado por:

José Antonio Rubio Cano.

Jefe de la Unidad de Cultivos Leñosos.

Investigador en Viticultura.

Itacyl (Valladolid).

detalle_imagen_galeria_tds