Hoy comemos lechazo de los de verdad

España cuenta con un amplio surtido de platos típicos, pudiendo encontrar en cada región del país una gastronomía única y espectacular. Desde Tierra de Sabor queremos compartir una serie de trucos para preparar un lechazo de escándalo, gracias a los cuales podrás disfrutar al máximo de este plato que ya forma parte de la cultura gastronómica de Castilla y León.

 

  1. Elegir un buen lechazo

Teniendo en cuenta la preparación del plato, recordemos que la receta clásica de cordero lechal es simplemente agua y sal, escoger un buen producto se convierte en algo esencial. Es importante que se trate de un verdadero lechazo, es decir, que solo se haya alimentado de leche materna y que se haya sacrificado entre los 25 y 30 días de vida.

 

Pero como no siempre es oro lo que reluce, nuestro consejo es atender a las características que hacen que un lechazo esté garantizado por el Consejo Regulador del lechazo de Castilla y León IGP:

 

  • Peso canal
  • Características de la grasa
  • Conformación
  • Color y características de la carne

 

  1. El cordero lechal se lava antes de asarlo, o no…

 

Posiblemente uno de los trucos que, si bien no es compartido por todos los expertos cocineros, a criterio de algunos de los más reconocidos restaurantes especializados en cordero lechal, es también muy útil para lograr un buen resultado. Eso sí, siempre que sea con agua tibia y, muy importante, secándolo al máximo antes de meterlo al horno.

 

  1. Hay que darle la vuelta al cordero lechal

Otro de los grandes trucos para preparar un lechazo consiste en darle la vuelta, con lo que lograremos un resultado crujiente por ambos lados. Es importante colocar primero el cordero lechal boca arriba, con la piel hacia abajo y ponerle sal gorda, teniéndolo así durante unas 2 horas en el horno, a 160 grados.

 

Tras este periodo se saca del horno, le damos la vuelta y untamos con el jugo que se ha desprendido durante la cocción, con un pincel este proceso es muy rápido y sencillo. Para finalizar se le pone un poco más de sal y se vuelve a meter al horno durante unos 45 minutos.

 

  1. La correcta selección de los acompañamientos

En la sencillez está la clave, por eso para degustar un lechazo es importante elegir el acompañamiento ideal. Una rica y sencilla ensalada de lechuga, tomate y cebolla es el compañero ideal del cordero lechal, fresco y rico.

 

Como bebida no nos queda otra que recomendar un buen vino tinto, de cualquiera de las denominaciones de origen de Castilla y León.

 

Estamos seguros de que se os ha desatado el apetito leyendo estos consejos para preparar un delicioso lechazo, por ello os invitamos a que visitéis nuestro market donde encontrareis carnes autóctonas de Castilla y León y que aprovechéis cualquier momento para cocinarlo y compartirlo. También aprovechamos para compartir una receta del chef Miguel Ángel de la Cruz, del Restaurante de la Tierra La Botica, con la que conseguiréis unas ricas mollejitas de lechazo de Castilla y León.

 

detalle_imagen_galeria_tds